CÓMO CONSERVAR TU RAMO MÁS TIEMPO

10.03.2022

Has recibido un ramo precioso. ¿Y ahora qué? ¿Cómo mantienes la flor cortada fresca para que dure el máximo tiempo posible? Teniendo en cuenta que necesita estar en agua cuanto antes, puedes alargar la vida del ramo siguiendo estas recomendaciones:

  • Retira el envoltorio del ramo para que respire bien. De esta forma evitas que sude y comience a marchitarse. Puedes dejarlo tumbado, con cuidado de no dañar las flores.
  • Lava un jarrón con agua jabonosa caliente y añade 2/3 de agua fresca. Si hace mucho calor, puedes añadir un par de hielos.
  • Vierte el sobre de alimento de flor cortada en el agua y remuévelo. Esto aporta vitaminas y aumenta su acidez, para mantenerla limpia e inhibir el crecimiento de bacterias. A falta de este tipo de conservante y si la base no es de metal, puedes agregar una proporción de 3 gotas de lejía y 1 cucharadita de azúcar por 1 litro de agua. 
  • El agua debe mantenerse limpia. Las bacterias enturbian el agua y hacen que el ramo se estropee, por lo que debe estar siempre libre de suciedad. Deja los tallos sin residuos y elimina las hojas inferiores que puedan mojarse, para que no se pudran.  
  • Corta los tallos justo antes de meter el ramo en el agua (si no dispones de conservante sin corte "Express"). El tallo empieza a sellarse rápidamente cuando no está sumergido, impidiendo que el agua llegue hasta la flor. El corte elimina esta costra. Como norma general, se realiza en diagonal y con cuchillo de filo liso, para que abra más superficie y no aplaste los poros. Las tijeras o podadoras se utilizan para los tallos leñosos, que si son muy gruesos pueden incluso troncharse.
  • Mete el ramo en el florero, asegurándote de que todos los tallos tocan el agua. Puedes mantener el atado o soltarlo para que la forma del ramo se expanda.
  • Coloca las flores en un lugar fresco. Lejos de la luz solar directa, de corrientes de aire y de aparatos eléctricos. El calor seca los pétalos y marchita las flores.
  • Durante los primeros días, rellena el agua que vayan absorbiendo las flores. Sin desechar la que permanece. Algunas variedades de flores necesitan agua fresca uno o dos días, dependiendo de lo cerrados que estén los capullos. 
  • Quita las flores que se marchiten. En lugar de dejarlas en el jarrón. Liberan etileno, un gas de maduración que puede hacer que el resto envejezca de forma prematura.
  • Renueva el agua por completo pasados 5 ó 6 días. Especialmente cuando el agua comienza a ponerse gris o verde. Si es posible, lava el jarrón nuevamente, agrega más alimento de flor cortada y recorta los tallos unos 2-3 cm para mantener los poros abiertos.

La alstroemeria, el clavel y el crisantemo están entre las flores cortadas más populares y duraderas. También hay tipos de flor y verdes que, después de todo este proceso, secan muy bien y pueden reposar sin agua durante un buen tiempo extra. Consúltanos.